Debe ser expulsado

Fotografía: luis eduardo vigo

César Sánchez: “Nos tratan como ‘electarados’”

Entrevista publicada en Semana Siete, suplemento de La Industria de Áncash 

Publicado: 2018-09-18

- ¿Cómo ves la campaña actual?

Vergonzosa, simplona y preocupante. Los candidatos se dividen, para mí, en a) los tradicionales, que nos tratan como “electarados”, y; b) Lincold Cedeño (Nuevo Chimbote). No hay en ninguna campaña actual nada ni nadie diferente a las anteriores elecciones: ensucian la vía pública, bailan reguetón, prometen cosas inviables, etcétera. Definitivamente no hemos (des)aprendido absolutamente nada de aquella –casi– década nefasta y amarilla de los comandos (ni de los fujimoristas). La mayoría de estos se reciclaron en todo el aparato regional y hoy se presentan como expertos en procesos electorales y hasta son asesores de campaña de muchísimos candidatos. Las consecuencias las vemos en las calles o en las redes.

- ¿Por qué la campaña de Lincold Cedeño es diferente?

Porque es la única campaña realmente política. Me explico: los demás candidatos están obsesionados con imponer su rostro y el logotipo de su partido o movimiento a través de millonarios presupuestos para paneles y publicidad en general. Nosotros nos hemos dedicado a proponer políticas públicas integrales para solucionar los problemas del día a día, y enfoques y conceptos para repensar la ciudad, el papel de las ciudadanas y los ciudadanos y la importancia de la construcción de ciudadanía. Durante toda esta corta campaña hemos dejado claras dos cosas: 1) la realidad solo cambiará a través de educación y cultura y; 2) las políticas públicas tienen que estar enfocadas en promover el acceso y el ejercicio de los derechos humanos. 

- ¿Por qué consideran esta campaña pedagógica?

Como dije al principio, nosotros no competimos contra el candidato X, Y o Z, nosotros competimos contra una forma (caduca) de pensar y una manera (perversa) de hacer las cosas. Si quisiéramos competir contra otros candidatos simplemente duplicaríamos sus promesas: si prometen un muelle, nosotros prometeríamos dos; si prometen cien kilómetros de pistas y veredas, nosotros prometeríamos doscientos; si prometen 100 mil puestos de trabajo, nosotros prometeríamos 200 mil; etcétera. Consideramos nuestra campaña pedagógica precisamente porque lo que está en juego no solo es ganar las elecciones, sino ganar e ir arando en el imaginario social para sembrar diversas ideas-semillas como: quien gana invirtiendo millones, buscará la forma de recuperarlos (ilegalmente); quien está rodeado de malas personas, gobernará con malas personas; quien llega a través del populismo, se dedicará a la demagogia y jamás resolverá los problemas ciudadanos; entre otros. Si estas ideas-semillas crecen, cosecharemos mejores ciudadanas y ciudadanos. 

- ¿Cómo hacer llegar estas ideas? 

 Lo más complicado de esta campaña ha sido buscar el financiamiento para comunicar nuestras ideas. Salvo un par de excepciones, casi todos los que se acercan a “apoyarnos” en realidad estaban buscando “otras cosas” que no estábamos dispuestos a empeñar (como sí lo hacen otros candidatos). Eso nos ha obligado a replantear la campaña y a ser más creativos y tecnológicos. Somos dos o tres personas las que sostenemos esta propuesta ciudadana y un sinnúmero de amigos y conocidos que colaboran según su disponibilidad de tiempo. Esta campaña ha costado hasta el momento alrededor de un par de miles soles (por unas cuantas gigantografías, unos millares de volantes y publicidad en Facebook, básicamente), esperamos este último mes multiplicar este monto (proveniente del candidato a la alcaldía, a regidores y familiares). No obstante, nuestro principal esfuerzo ha sido reflexionar sobre este fenómeno y no resignarnos a él, por lo que hemos concluido que solo las ciudadanas y los ciudadanos adecentarán esta campaña informándose sobre los candidatos, rechazando las campañas millonarias y votando por políticas públicas y no por promesas.  

- ¿Por qué es importante gobernar a través políticas públicas? 

 Porque es la única forma de solucionar realmente los problemas que nos hacen sufrir diariamente. Nosotros hemos propuesto diez políticas públicas con enfoque de derechos humanos: Lucha contra la corrupción, Violencia contra la mujer, Seguridad, Salud, Administración pública, Espacios públicos, Trabajo, Educación, Cultura y Primera infancia (que es donde debemos invertir realmente nuestros esfuerzos). Por ejemplo: no se puede hablar de limpieza pública si no se aborda esto como un problema de salud, pero a la vez es imprescindible acabar con la corrupción municipal para poder comprar eficientemente contenedores de basura o vehículos recolectores, y además, es transcendental contar con funcionarios creativos que propongan alternativas eficaces. Todo esto no podría funcionar sin pensar en la limpieza como un derecho de acceso a los espacios públicos, pero lo más importante: sería imposible si este problema no se ataca directamente con educación y cultura, puesto que el meollo del asunto no es limpiar, sino dejar de ensuciar. En este ejemplo, directamente, se encuentran vinculadas 6 políticas públicas (Salud, Lucha contra la corrupción, Administración pública, Espacios públicos, Educación y Cultura), pero indirectamente incluye también a las otras (Primera infancia, Inseguridad, Trabajo y Violencia contra la mujer). ¿Tú crees que es imposible que todos y cada uno de los problemas que nos impiden gozar de nuestros derechos sean resueltos así? Yo creo que #ConLincoldEsPosible.   

*César Alberto Sánchez Lucero (Lima, 1985) es bachiller en Administración de Empresas, escritor y gestor cultural. Participó en la Escuela de Escritura Creativa de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Es egresado del Programa de Gobernabilidad y Gerencia Política de The George Washington University y la Pontificia Universidad Católica del Perú. Tuvo a su cargo en los años 2013 y 2014 la Feria del Libro de Nuevo Chimbote y el Fondo Editorial del distrito. Fue Coordinador Nacional de Producción y Circulación del Libro de la Dirección del Libro y la Lectura del Ministerio de Cultura; Promotor Cultural de la Dirección Técnica del Sistema Nacional de Bibliotecas de la Biblioteca Nacional del Perú; y Director de Comunicaciones de la Editorial Estruendomudo. Recientemente se desempeñó como Jefe de la Unidad Administrativa del Instituto de Educación Superior Pedagógico Público Chimbote y como Director del Fondo Editorial Institucional. Escribe para diversos medios como el diario Correo y el portal La Mula. Artículos suyos han sido publicados en revistas impresas y virtuales. Es actualmente director de la plataforma de gestión sociopolíticacultural Cola de Lagartija. Las máquinas deseantes (Paracaídas Editores, 2015), su primer libro de poemas, fue presentado en la Feria Internacional del Libro de Lima y en otras ciudades del Perú. En el 2014 recibió la Medalla de la Ciudad de Nuevo Chimbote por su aporte a la cultura.

(Entrevista publicada el domingo 9 de septiembre en Semana Siete, suplemento de La Industria de Áncash)

Más textos del autor aquí.


Escrito por

César Alberto Sánchez Lucero

Lima, 1985. Escritor y gestor cultural, egresado del Programa de Gobernabilidad y Gerencia Política (PUPC), director de Cola de Lagartija.


Publicado en

República Kafkiana

Espacio dedicado a los absurdos reales que superan la ficción