cero tolerancia a la violencia de género

Ecoferia 2015. fUENTE: MDNCH

+ Felinch - Ecoferia

César Sánchez Lucero

Publicado: 2018-05-12

El parteaguas en la cultura local se dio cuando en el aniversario 100 de la ciudad un grupo de chimbotanos se hizo la siguiente pregunta: "¿Verbena, farra y borrachera o cultura?". La respuesta podemos verla en la Orquesta Sinfónica Infantil Juvenil de Chimbote, en los talleres de danza, pintura, música o en las innumerables actividades que realiza el Centro Cultural Centenario semanalmente. La no realización de la Ecoferia 2018 posibilitaría repetir esa hazaña: que todos los esfuerzos presupuestales, logísticos y humanos se sumen a la Feria del Libro de Nuevo Chimbote (Felinch), y que este sea el evento principal del aniversario sureño (a pesar de su mala organización, otra vez este año).

La Ecoferia no solo nunca ha generado rentabilidad para el distrito (el año pasado la promotora reportó un ingreso de 517.604 soles, de los cuales solo dejó 1.244 para el municipio), sino que únicamente ha ofertado entretenimiento vacío, alcoholizante, corrupto y efímero, donde jamás hubo algo "ecológico" que justificara su nombre, y las bandas jubiladas que venían del extranjero se vendían como si encabezaran actualmente las listas radiales. La Ecoferia tampoco ha cumplido una función identitaria, puesto que dicha "experiencia" no ha generado reflexión alguna sobre el Yo. La Felinch en cambio tiene objetivos culturales, sociales y económicos a través del libro, la lectura y la escritura, los cuales implican creatividad, ideas y diálogo ciudadano. Que este año no haya Ecoferia no subdesarrollará Nuevo Chimbote (fiestas cumbiamberas hay todas las semanas); la falta de derechos culturales sí.

(Artículo publicado en la columna República Kafkiana del Diario Correo de Chimbote el martes 8 de mayo de 2018)

Más textos del autor aquí.


Escrito por

César Alberto Sánchez Lucero

Lima, 1985. Escritor y gestor cultural, egresado del Programa de Gobernabilidad y Gerencia Política (PUPC), director de Cola de Lagartija.


Publicado en

República Kafkiana

Espacio dedicado a los absurdos reales que superan la ficción