Debe ser expulsado

imagen tomada de: www.wsimag.com

Vivir es invivible

A propósito del Día Internacional de la Mujer

Publicado: 2018-03-14

El machismo está tan arraigado en nosotros que hasta las formas de luchar contra el machismo son patriarcales. El feminismo exige creatividad y mucha capacidad de abstracción para desarticular discursos y dispositivos de poder mimetizados socialmente. El Día Internacional de la Mujer nos permite leer posturas políticamente correctas tan ridículas que en lugar de aportar al debate lo encierran en una letanía de gestos de falsa y peligrosa empatía: “felicitaciones, porque fue una mujer la que hizo esto o aquello”, como si tuvieran que justificar su existencia.  

La normalización heteronormativa no nos permite ver que cuando hablamos sobre las mujeres en realidad lo que hacemos es proyectar nuestros miedos, perversiones, carencias, etcétera, sobre ellas. Por eso las matamos, las violamos o acosamos. Ser hombre actualmente es casi una patología, por eso el feminismo además intenta comprender el origen de estos síntomas culturales malsanos que posibilitan decidir sobre su cuerpo, su sexualidad, su economía y hasta su forma de amar.

Nacer mujer, sobre todo en el Perú, es cada día más peligroso, tanto o más que nacer homosexual, cholo o pobre; cuando todas esas condiciones se reúnen en un solo ser humano, vivir es invivible. En el Día Internacional de la Mujer me encebollo tratando de entender cómo es posible crecer y desarrollarse en un mundo tan hostil, y por qué, como dice Javier Cercas, “después de siglos y siglos de maltratos y explotación despiadados, las mujeres siguen aguantándonos, siguen queriéndonos y cuidándonos”, y no se han dedicado más bien a tratar de aniquilarnos.

(Artículo publicado en la columna República Kafkiana del Diario Correo de Chimbote el viernes 9 de marzo de 2018)

Más textos del autor aquí.


Escrito por

César Alberto Sánchez Lucero

Lima, 1985. Escritor y gestor cultural, egresado del Programa de Gobernabilidad y Gerencia Política (PUPC), director de Cola de Lagartija.


Publicado en

República Kafkiana

Espacio dedicado a los absurdos reales que superan la ficción