Yo me quedo en casa

7ª Feria del libro de nuevo chimbote (Felinch 2014)

El libro y los "politiqueros"

En octubre se vencen los beneficios tributarios del libro y hasta el momento, ninguna autoridad local se ha pronunciado al respecto

Publicado: 2015-09-21

El aumento del precio de los libros es un asunto nacional, sin embargo, ad portas de concluir los beneficios tributarios que exoneran del IGV a la producción e importación de libros, ninguna autoridad regional o municipal se ha pronunciado al respecto. Esto no solo demuestra el desdén de los "politiqueros" por el conocimiento y la creatividad, sino también delata su pobre visión de desarrollo, puesto que sin libros, es imposible que los ciudadanos accedan a sus derechos culturales.

La problemática del libro en el Perú entraña no solamente su carácter sociocultural, sino -y sobre todo-, político. Los "politiqueros" jamás entenderán al libro como artefacto político, o sea, en su rol como extensión de la memoria histórica y las nuevas narrativas sociales: democracia, inclusión, convivencia, etcétera; ni entenderán la importancia de la lectura y la escritura en el desarrollo afectivo del ser humano y en la construcción crítica del “sentido” –sociopolíticocultural– de la vida.

En un país con paupérrimos índices de lectura; últimos en comprensión lectora; sin bibliotecas públicas ni librerías; ¿qué hacen los "politiqueros"? Solo se excusan: "No tenemos dinero"; "estamos en crisis"; "la institución viene atravesando un mal momento económico". Sin embargo, durante todo el año, vemos que montan circos populistas sin escatimar recursos. ¿Por qué todo ese dinero público derrochado en fiestas o eventos inútiles no son invertidos en políticas públicas de lectoescritura?

Mientras los "politiqueros" solo saben comprar cámaras y patrulleros, verdaderos políticos de otras ciudades del planeta utilizan el libro para institucionalizar procesos culturales que han disminuido los índices de inseguridad y corrupción. Existe además una agenda mundial de gobiernos locales que tienen a la cultura -y por ende al libro- como Cuarto Pilar del Desarrollo Sostenible. ¿Sabrán los "politiqueros" que el libro también contribuye a la economía y la lucha contra la pobreza? La industria del libro aporta aproximadamente 2 mil millones de dólares al PBI nacional y emplea a más de 30 mil peruanos.

Si no se aprueba la ampliación de beneficios tributarios, a partir de octubre los libros costarán hasta 40% más y se volverán inaccesibles, pues nuestra canasta familiar a las justas nos alcanza para sobrevivir. Es por eso el derecho y el deber de todos los peruanos exigir que nuestras autoridades, regionales y municipales, dejen de comportarse como "politiqueros" y se pronuncien a favor de la vigencia de estos beneficios, e implementen políticas públicas que reconozcan al libro como un artículo de primera necesidad para el desarrollo humano de todos los ciudadanos.

Más textos del autor aquí.


Escrito por

César Alberto Sánchez Lucero

Lima, 1985. Escritor y gestor cultural, egresado del Programa de Gobernabilidad y Gerencia Política (PUPC), director de Cola de Lagartija.


Publicado en

República Kafkiana

Espacio dedicado a los absurdos reales que superan la ficción